2 de marzo de 2008

Empatía



Por suerte o por desgracia, debido a ciertas circunstacias me veo obligado a usar a menudo el transporte público (el otobus, para los gañanes), y bueno, eso es un tostón tremendo para más o menos la mayoría de la gente, sobre todo porque hay que encontrar una buena manera de matar el tiempo...


Pues nada, un mal día estaba volviendo a mi casa en el autobús, estaba diluviando, el agua cegaba casi completamente las ventanas y no había nadie en la calle.


Bueno, casi nadie, resulta que había en plena calle una chavala algo extravagante (¿quién no lo es?) corriendo a todo trapo y con un rumbo fijo, nada le detendría hasta llegar allí, o al menos eso aprecié en su manera de andar, con paso firme... Me fijé en ella y casualmente iba en la misma dirección que el autobús, estuve siguiendola con la mirada unos 5 minutos (más bien parecía que ella seguía al autobús) hasta que torció por un camino diferente al mío. Un rato después la volví a ver, la lluvia se había parado un poco y ella iba rauda como el viento en la misma dirección que el autobús, empecé a pensar que seguramente sería cosa del destino y a alucinar un poco... hasta que se metió en un bar, en fín...


El caso es que desde entonces decidí que mi hobby en los tiempos de espera entre parada y parada sería observar a la gente... simplemente eso... y tu me dirás: pos mu bien... pos eso



Yo nunca he sido una persona empática, no me suelo poner en el lugar de otros, deberia serlo pero no lo soy, es lo que hay, qué quereis que haga.



Pero desde el día en que decidí observar a la gente en esos tiempos muertos, he desarrollado cierta empatía con la gente que está fuera del vehículo: su cara, sus ojos, su postura, su forma de vestir... me pongo en el lugar de esa gente y me gusta imaginarme como será su vida, hacia donde van... puede que sea estúpido pero me entretiene, y eso ya es algo...



La verdad es que hay gente realmente interesante por el mundo, es una pena no poderlos conocer a todos, ni siquiera a 3 o 4, pero de momento me conformaré con esto, porque he visto cosas realmente interesantes que me han llegado a alegrar un día pésimo.

Y por lo tanto lo del desarrollo de esas capacidades en ese determinado ambiente, será un secreto entre la máquina, yo, y quien lea este blog... porque ese es un pasatiempo de los que realmente valen...




¡¡Hasta la semana que viene!!

4 comentarios:

Emilio José dijo...

Hay gente para todo, desde la zumbada esa que corria detrás del autobúes, hasta las viejecitas que se quedan todo el día sentadas en las paradas viendo el día pasar (las hay) tú men en vez de dedicarte a mirar a la gente coño, ponte a mirar a las tias que suelen pillar el mismo bus que tu todos los dias y dales conversación, liga con ellas, pero no te dediques a empatizarte con desconocidos mamona.
Nota: haz lo que te de la gana xD

Alex dijo...

Yo no voy en bus todos los dias, asi que rarisima vez coincido con alguien más de una vez, aun así, quien te dice que no puedo empatizar y mirarlas a la vez??, es otra forma de empatizar, si quieres te doy detalles ;)

Anónimo dijo...

Es interesante ver que vida tienen o tendran personas solo por mirarlas a los ojos, pero mas lo es saber que te equivocas, y saber que su vida puede ser mas enrevesada y caotica de lo que te puedas llegar a imaginar.

Es bastante interesante, la verdad.

Alex dijo...

Pos si, seguramente no doy ni una, pero la verdad es que me da bastante igual acertar o fallar...total, no lo sabré nunca y tampoco me interesa demasiado, así que le doy coba a la imaginación, que tampoco está mal desmpolvarla de vez en cuando..o eso creo... tampoco tiene mayor importancia...

Actualmente hay comentarios que valen en este blog.