3 de abril de 2008

Papel arrugado

Bueno, como no sé por dónde empezar, así que empiezo por aquí…

Estos días de vacaciones estoy disponiendo por fin de algo de tiempo para relajarme y regodearme de mi tiempo libre, y además, he tenido tiempo para pensar ciertas cosas en profundidad, y fijando la vista atrás, me he dado cuenta de que llevo unos meses en los que, enfrascado en los exámenes, no me daba cuenta de que no me estaba pasando absolutamente nada…todo rutina…todo normal…


En mi opinión, sólo hay un factor en la vida que te da o te quita la felicidad completamente, el factor sorpresa. Es decir, cuando algo que ya estaba planeado o asimilado puede causarnos cierto grado de satisfacción, pero lo que de verdad hace grande la vida son los momentos inesperados, esa es la verdadera salsa de la vida, al menos esa es mi opinión…


El caso es que en los últimos tiempos mi vida ha carecido de factor sorpresa, y eso realmente puede llegar a matar a una persona por dentro… En los casos de gente que se suicida porque la vida no les da nada bueno, el principal culpable suele ser el factor sorpresa, que brilla por su ausencia…


Pero yo no estoy dispuesto a eso, y si me estás leyendo, factor sorpresa, a lo mejor es que últimamente no te he buscado demasiado, pero como no vengas pronto a por mí, tendré que salir yo a por ti, y créeme, eso no será demasiado bueno para ninguno de los 2…


En fin, después de esta rayada, solo me queda comentar que en este momento tengo colegas dispersados por Londres y París, y les he pedido algo con lo que escribir mi próximo artículo, si me lo traen mejor, y si no me lo traen (imposible), pues ya me inventaré algo, total, tiempo ahora mismo no me falta… (Dentro de 1 mes me estaré clavando agujas entre las uñas por haber dicho esto y no estar estudiando en este momento, pero al fin y al cabo soy humano…)


Por último, el otro día revisando mis papeles (mis 4 montañas de papeles, son un lujazo para las personas ordenadas, les darían días y días de trabajo) encontré un trozo arrugado de folio donde ponía lo siguiente: ‘’Tiempo y silencio’’ y ‘’Canción de adiós’’, y si escribí eso ahí sería para que no me olvidase, así que pongo aquí las 2 canciones por si se me pierde el papelito, quien sabe cuando me serán útiles…


Canción de adiós

Tiempo y silencio




PD: no se si os habéis fijado el muñequito que he puesto arriba a la derecha, se supone que se parece a mí (tiene ojos y bocas), tiene mi voz grabada en el mp4 y cuando le pasas el ratón por la cara mueve los ojos, en definitiva es una especie de clon mío, así que si alguna vez necesitáis hablarme y no estoy, pues se lo contais al muñeco…




Un abrazo gente

2 comentarios:

Emilio José dijo...

xD, ah enga po vale.
Mira te voy a contar una anécdota de factor sorpresa que normalmente soy yo el que lo busca y mucho mas de costumbre, el me encuentra a mi.
Se me ha perdido la maleta y me he tirado todo el puto viaje de Londres solo con el equipaje de mano, dándole porculo a los profes para que buscasen mi maleta, gastando un pastón de movil con mis padres to preocupaos por mí y al final, los cabrones de clickair me la traen el último día.
El factor sorpresa: me la ha sudado todo me lo he pasado genial y la última noche acabe a las 6 durmiendo en la misma cama con 3 tias de guadalajara que taban bastante bien y levantandome a las 8 xD. Viva la emoción el factor sorpresa y todo lo improvisado wueeee

Anónimo dijo...

Tu no decides tener sorpresas, las sorpresas vienen a ti. ¿Quién te dice a ti que el Lunes no te den una sorpresa?, ¿o el Martes?. Es inevitable sentire así alguna vez pero en cierto modo es egoísta.

Y más si crees en el sino...

Actualmente hay comentarios que valen en este blog.