18 de abril de 2011

``La inconcebible naturaleza de la naturaleza´´



Tienen miedo. Están confundidos. Pasos, hojas secas, carcajadas vacías, la dirección marcada por el viento, imitaciones, galanterías. Habla rápido, repítete, di lo que todos esperan de ti, corre, no pienses demasiado, mejora en lo que te digan, cumple las expectativas, véndeles que eres feliz, el objetivo es escalar. No tienes tiempo para pararte a pensar en cada detalle que te pudiera interesar, al fin y al cabo ellos ya te han encargado bastantes de sus asuntos para que te preocupes por ellos. Huye del bosque, busca un claro, sigue el camino de las pisadas, ignora la belleza que puedas encontrar en el camino (pues puede ser engañosa), busca la seguridad, intenta vivir en sociedad a cualquier precio y nunca, nunca, te pares. Actúa. No necesitas plantearte la vida para dominarla… ¿o sí?

Esto va así, no te descubro nada nuevo si te recuerdo que cada átomo de tu ser lleva existiendo desde el principio de los tiempos, y que una inesperada conjunción de moléculas dio origen al ser aleatorio al que llamas ‘’yo’’, y que eso te hace único unido a que tus circunstancias vitales (aunque parecidas a tantas otras) son exclusivas. Tu vida ha estado dominada por varios ciclos, probablemente en alguno de ellos has aprendido que poca utilidad pragmática tiene pensar por ti mismo cuando el mundo que te rodea ha ido proporcionándot
e pautas de actuación casi automáticas desde que tienes uso de razón, además habrás observado que si tú te paras a plantearte algo, o simplemente a pensar, los que van contigo siguen andando y avanzando en el camino que tienen marcado, lo que te lleva a quedarte solo. Y tú no estás preparado para la soledad. La soledad no estaba dentro de las pautas que te han dado durante todos estos años. Te han enseñado a buscar a alguien y apoyarte en él, basar tu vida (circunstancialmente o no) en conseguir que tus interacciones sociales sean óptimas y no enfrentarte a la soledad. Que en el día de tu muerte solo recordases sonrisas, da igual lo que las motivase. Somos animales de costumbres, y tenemos una gran capacidad de adaptación al medio, las consecuencias saltan a la vista.



Todo está a tu favor en el universo del que formas parte, y seguirás formando tras tu muerte, para vivir tu vida (aleatoria y casual) de la forma en que convengas contigo mismo, tras planteártelo, que quieres vivirla. Pero, ¿en serio te has preguntado alguna vez cómo quieres vivir, sin que influya lo que otros han opinado? Por si no fuera suficiente con un medio físico que facilita tu evolución como ser vivo, hay una infinidad de estímulos a los que, muy a nuestro pesar, nos hemos hecho tolerantes y apenas nos afectan. Cada vez tenemos menos capacidad para ver más allá, y la vida se consume.

Varias veces a lo largo de mi camino me he perdido en ese oscuro bosque por pararme demasiado, he tenido miedo, me he sentido confuso. Me han hecho creer que no merecía la pena intentar conocerme a mí mismo. Recuerdo (metafóricamente, por supuesto) haberme detenido a observar una blanca flor que crecía en medio del bosque, en un árbol deshojado y seco, no para observar su belleza, sino para plantearme la posible paradoja. Cuando levanté la cabeza no quedaba nadie cerca. Eché a correr como me enseñaron, sin atender a detalles y huyendo de estímulos, huyendo de lo nuevo, así siempre volvía a encontrar el camino que me marcaron, el que seguían todos, el de los claros de luz, de seguridad, donde los detalles vuelan y el tiempo pasa más deprisa y siempre de la misma forma. Sin embargo aprendí algo en esas internadas en el bosque, aprendí a aprender de mí, y volveré a internarme en él una y cuantas veces sean necesarias cuando olvide lo que soy, y todo lo que he aprendido. Aunque a veces pueda esconder lo que me hace único dentro de la normalidad que se me exige, nunca me he ido, llevo aquí desde el principio de los tiempos, y aquí seguiré.



1 comentario:

C dijo...

Me agrada tu blog y los posts lamentablemente algunos son un poco extensos y estan màs allà de el tiempo que dispongo normalmente, de igual modo te felicito voy a tratar de seguirte y espero q el resto de tus lectores no tengan mi penoso problema. Saludos y suerte!! :D

Actualmente hay comentarios que valen en este blog.