10 de febrero de 2011

Atrapado

Tras mucho tiempo de sequía mental, miles de entradas desechadas por ser un amasijo de ideas nada claras incluso para mi, reconstruí "algo". Espero que no les explote la cabeza, libre interpretación.


Un nombre falso comienza
la historia de un muchacho
Un falso abrazo sosiega
a un pobre desamparado.

Quién sabe quién es...

Una palabra inteligente
en un ambiente abandonado
Queda el joven ignorado,
pues el amor no sienten.

Quién sabe cómo es...

Miradas curiosas que matan
y un nuevo horizonte emociona.
Del chico conducen su alma
Mal camino, malas personas.

Quién sabe si es...

Experiencia, dime el camino,
Tu, vividora de momentos.
"Solo quedate a mi lado, hijo,
y no tengas miedo".

¡Quien sabe si fue!

Sórdido laberinto, escapar deseo,
De esta larga noche. Pesadilla.
"Mas aún no has tocado mi alma, creo,
joven nacido de la lluvia de luz"
Sólo una cosa te pido,
Déjame unido, de nuevo.




Ramón.

3 comentarios:

Miguel Ángel Sánchez Vacas. dijo...

Ésta ha molado, veo que vuelves a tener algo de tiempo y ganas.
Yo creo que somos dueños de nuestros propios laberintos, y que si no salimos es porque tenemos la sensación de que aún no hemos aprendido lo suficiente, así que necesitamos seguir en él hasta cumplir el objetivo.
Ciao!

Ale dijo...

No deberías haber esperado pronto, bienvenido de nuevo, a mi no me falta demasiado para volver...

Gema dijo...

No es poeta el hombre por su musa, sino por las ganas de poesía aunque le falte inspiración.

Actualmente hay comentarios que valen en este blog.