28 de abril de 2010

Y volví al principio


S
e palpan negras nubes a lo lejos que alzan a sus espaldas a la luna cargando con ella y que no contemple el espectaculo que le fue vetado del amanecer. Yo resoplo con calma, sigo esperando movimientos que cambien el curso de los acontecimientos, aunque pensándolo mejor estas situaciones suelen cambiar a peor. No importa, me pone el riesgo. Me empiezo a sentir mal, arcadas, dolor de cabeza, tengo la sensación de que algo va a explotar dentro de mí. Pongo la cabeza mirando hacia abajo y me dispongo a vomitar todos los pensamientos e ideas que me perturban. Palabras se amontonan y agolpan trotando hacia el suelo desde mi boca, mientras siento que mi cabeza se despeja de preocupaciones y mis ojos son cada vez menos negros. Mis puños no guardan ya rabia. Algo me pica, empiezo a rascar, pero no es suficiente, así que clavo las uñas en mi carne y empiezo a arrancarme la piel poco a poco, escuece un poco al principio pero me siento un poco más libre. No me siento muy bien ocupando tanto espacio en este lugar, así que me oprimo los huesos con las manos hasta reducirlos varias veces de su tamaño. Por último me aprieto el lacrimal para secarlo y que no pueda salir nada de ahí, cualquier precaución es poca. Sin preocupaciones, tormentos, ni cárceles. Ya me siento un poco mejor para seguir esperando sentado en este gran montón de arena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jó, aniiiiiiiiiiiimate! ^^




PD: Soy mu pesá con tus entradas? Suelo entrar en tu blog una vez cada día o cada dos pa ver si has actualizado :P jijiji

Alex dijo...

jaja para nada, ya sabes que aprecio mucho tus comentarios, un beso! ^^

Actualmente hay comentarios que valen en este blog.